APADEMA. Madrid, 1996.

Personas con discapacidad intelectual de la asociación APADEMA que año tras año disfruta del arte flamenco.

Maria, Gema, Begoña, Patricia y Natalia en su habitación en el campamento en Miraflores de la Sierra.

Celebración de la primavera. Antes estuvieron comprando en el supermercado lo que en la foto se estaban tomando.

Las personas que trabajan en el taller de costura, elaboran diferentes productos como cojines, capas para bebes, trapos de cocina, bolsos, toallas…

Marta y Yolanda realizan las labores propias de su formación en jardinería en las instalaciones de APADEMA.

Pudimos realizar una formación en hostelería en APADEMA con las personas que les interesaba para posteriormente realizar una inclusión laboral en grupo en el restaurante El Armario. Fue una experiencia muy positiva ya que el servicio fue profesional y las usuarias aprendieron muchísimo.

El grupo de personas interesadas en esta formación, trabajan con la preparadora laboral en tareas de limpieza en nuestro centro ocupacional.

El director junto con la persona de recursos humanos de la empresa Soloio realizaron entrevistas de trabajo a las usuarias de APADEMA que les interesó la oferta de empleo de dependienta en una de sus tiendas. Eligieron a 4, que realizaron prácticas en la tienda. En esta foto aparecen Gema y Natalia en el proceso de prácticas. Finalmente eligieron a una que actualmente continua con este empleo.

Las personas que participan en el taller de encuadernación, realizan tareas para la creación de diferentes cuadernos, agendas, libretas…

 

Elena. Madrid, 2008.

En la primera foto estamos celebrando el 20 aniversario de la asociación PAUTA.

En 2008 personas con TEA, familias y profesionales de PAUTA salieron a la calle a reivindicar un convenio de discapacidad justo.

La última foto es de una salida de personas con TEA junto con profesionales de apoyo de la asociación PAUTA a la exposición Bodies en Madrid.

 

Asociación Antares. Madrid, 2018.

La primera foto se realizó en un encuentro entre familias, trabajadores, usuarios y voluntarios de la asociación. Nos gusta mucho porque muestra la unión de aquellas personas que pertenecemos de un modo u otro a la asociación.

En Antares ofrecemos actividades extraescolares todas las tardes y, también, actividades deportivas los domingos ya que entendemos el deporte y el ocio, como un derecho. La práctica deportiva además de aumentar la calidad de vida de nuestros usuarios y usuarias, es un  buen elemento socializador, ya que notamos cómo  las relaciones entre los participantes son cada vez más fuertes y ¡además se lo pasan genial!

El programa deportivo de Antares ha dado un impulso en 2018 gracias a la colaboración de Fundación GMP.

Fundación Juan XIII Roncalli. Madrid, 1989.

Este momento supuso un paso enorme para la entidad, que comienza a apostar por la generación de empelo para personas con discapacidad intelectual.

Constitución de unos de los enclaves laboral en la empresa IVECO, una iniciativa que apuesta por el empleo inclusivo en la propia empresa con trabajadores con discapacidad intelectual trabajando en la cadena de montaje de camiones.

Jesús. Leganés, 1976.

Fundación Esfera está ligada a la historia de Leganés, porque es en esta ciudad donde surge este gran proyecto en los años 70. Un grupo de familias de personas con discapacidad intelectual constituyen AFANDEL, una asociación para mejorar el aspecto educativo, sanitario y social de este colectivo.

La implicación de familias, voluntarios y de otras entidades ha permitido crear recursos especializados y lograr que esta entidad sea una realidad. Esta participación de gente comprometida ha supuesto un impulso, y actualmente la Fundación se ha convertido en un referente de esfuerzo e inclusión.

El 13 de junio de 2006 los Príncipes de Asturias, actuales Reyes de España, visitaron Fundación Esfera e inauguraron las nuevas instalaciones del Centro Ocupacional. La visita supuso un reconocimiento a la labor de la entidad y a la superación de las personas con diversidad funcional.

María Rosario. Madrid, 2017.

En la primera foto se puede ver como compartí con gente de mi comunidad el significado del cuadro, mi vida delante del cuadro.

Cuando expuse este cuadro me sentí muy feliz porque mis flores gustaron mucho.

La última foto es del castillo de Almeria. Siempre tuve ganas de ir y por fin lo pude hacer, me encantó.

Laura. Madrid, 1982.

En la primera foto, vemos cómo las usuarias trabajan para otras empresas utilizando las primera máquinas empaquetadoras del centro.

La segunda foto, es la inauguración del centro con la visita de la Reina Sofía.

El último recuerdo es una foto del equipo de gimnasia rítmica posando con la medalla que ganaron.

Julian. Madrid, 1982.

Corría el año 1982 cuando comencé a trabajar en el colegio de Educación Especial APANID (Asociación de Padres y Niños Diferentes de Getafe), el deporte me hizo llegar a un mundo nuevo, mágico y desconocido para casi todas las personas de esa época. Esos primeros grupos de niños y niñas “diferentes” han marcado mi vida desde ese momento. Lo que en  un principio eran clases de “Gimnasia” para un reducido grupo de alumnos, un par de horas por semana, fue aumentando paulatinamente a más grupos, más horas y más días, con el tiempo descubrí que no solo teníamos niños “diferentes” en edad escolar, también había adultos que en “hogares” compartían el día y noche con sus compañeros, residencias donde se les cuidaba y daba un trato adecuado a sus graves discapacidades o centros ocupacionales donde realizaban trabajos como en cualquier otro taller. Lo que al principio parecía un mundo diferente se transformó en un universo diferente. En estos más de 30 años, he vividos junto a ellos, olimpiadas, festivales, campamentos, fiestas, …. mil historias y mil aventuras. Hoy algunos de aquellos primeros niños y niñas “diferentes” que en la década de los 80 me descubrieron un nuevo mundo, me saludan como adultos, mientras realizan sus tareas en el Centro Especial de Empleo o en los Centros Ocupacionales.

Adelina. Madrid, 1989.

La primera foto marca el inicio de nuestra historia. Por aquel entonces un grupo de padres que asistían con sus hijos con síndrome de Down al Centro Infantil de Terapia (CIT) de María Isabel Zulueta deciden crear la primera Asociación dedicada al síndrome de Down en Madrid. Nació con la idea de servir de punto de unión a padres y profesionales dedicados al síndrome de Down. Casi 30 años han pasado des de esta instantánea y estamos muy orgullosos de seguir creciendo cada día más.

Esta fotografía refleja la escena en la cual el movimiento asociativo empieza coger más fuerza, desde Down Madrid organizamos en 1993 las primeras Jornadas sobre el síndrome de Down. Este acto tiene un título muy simbólico y significativo “El futuro Empieza Hoy” fueron unas jornadas muy relevantes para el sector de la discapacidad, tuvieron una gran afluencia y una gran participación de voluntarios. Para nosotros a día de hoy es uno de los días que recordamos con más cariño.

Esta foto representa el primer paso que Down Madrid dio para poder incluir la discapacidad en la empresa ordinaria, en 1995 se creó el programa Stela que ofrece formación para aumentar la empleabilidad, ese mismo año ya se lograron 4 incorporaciones laborales entre las cuales se encuentra Nuria García Rollán que lleva trabajando con nosotros 23 años! Y que todavía no tiene ganas de jubilarse!