Eduardo. Madrid, 1979.

El equipo de fútbol sala ha logrado este año el ascenso de categoría en la Liga Femaddi. Los deportistas se reúnen todas las semanas para entrenar, coordinar nuevas estrategias, y sobre todo pasarlo bien y mejorar sus capacidades. La clave del éxito ha sido el trabajo de los jugadores, el buen hacer de los monitores y el ambiente de grupo creado gracias al deporte. En la fotografía aparecen los campeones en la Recepción ofrecida por el Ayuntamiento de Leganés.

El deporte siempre ha estado presente en Fundación Esfera, es una herramienta que impulsa la inclusión de las personas con diversidad funcional. En la fotografía aparece el equipo de fútbol sala formado por usuarios, a finales de los años 70. Siempre les ha caracterizado su ilusión y constancia.

El deporte permite a los participantes divertirse, mejorar sus capacidades y relacionarse con otros compañeros. Los deportistas de Fundación Esfera consiguen estupendos resultados. En la fotografía aparece uno de los nadadores preparándose para comenzar la carrera; esta temporada ha obtenido medalla de plata en 50 metros espalda categoría máster.

Sara. Madrid, 2018.

Las protagonistas son Mama, la tía Olga y Sara, participamos por primera vez en esta carrera las tres juntas, nos han regalado un árbol que plantaremos en el pueblo de los abuelos.

La protagonista es Sara y la encanta nadar, lleva nadando desde los 7 meses y se lo pasa genial en la piscina con todos los niños.

La protagonista es Sara, pasamos la tarde de San Isidro paseando por el retiro y jugando en los parques.

Angel Luis. Madrid, 2017.

Ángel Luis le gusta mucho jugar al baloncesto, a pesar de que tiene un viaje largo, de más de una hora, para regresar a casa, disfruta con sus compañeros y atendiendo a lo que sus entrenadores le dicen, es un gran baloncestista y no se pierde ni un entrenamiento y mucho menos un partido durante toda la liga.

Es su gato, su amigo y el ser con el que despliega todo su cariño, ha surgido entre ellos un magnetismo que hace que Pepo le siga a todas partes y le acompañe durante la noche en la habitación, duerme a sus pies en formato “rosquilla” y Ángel Luis se siente feliz de que esté a su lado.

Ángel Luis siempre ha vivido con su madre, la mía también, que le cuidaba y estaba pendiente de él en todo momento, ahora que ya no está le cuidamos nosotros, su familia: su hermano, su cuñada y sus sobrinas y le queremos mucho.