Moldes, cunas y resistencias

Ayer me acerqué a visitar un Centro Especial de Empleo: TREFEMO, de la Fundación Alas. Como en otras ocasiones en las que acudo a un encuentro, en alguna entidad de la amplia red de Plena Inclusión Madrid, nunca antes había ido a uno. Ni siquiera conocía su existencia, así que continúo descubriendo un (increíble) universo paralelo que lleva años en continua expansión.

Trefemo CEE, nace por inactiva de Fundación AFANIAS Moratalaz (actualmente Fundación Alas Madrid) en el año 1993.  Actualmente, cuenta con una plantilla en la que más del 89% son trabajadores con discapacidad y de estos la mayoría son personas con discapacidad intelectual (grupo con mayores dificultades de inserción).

Manipulados, blisters de aluminio, termo-sellados de cartón, por alta frecuencia, moldeo por alto vacío, estuches, retractilados de diferentes productos, fajas termo retráctiles sleever, cajas y estuches. Moldes, “cunas” y resistencias (eléctricas)… todo un universo con su propio vocabulario y sentido último: a través de la fabricación de todos estos envases, estuches, embalajes termo-conformados y su manipulación, dan y gestionan oportunidades de empleo a personas con discapacidad intelectual, contribuyendo así al desarrollo de sus capacidades e intereses, mejorando su calidad de vida y acompañándoles en su proyecto de vida. 

Asunción (directora del Centro) me recibió y me lo explicó todo con suma paciencia y amabilidad. A ella, sin embargo, confieso que si la conocía de antes: me la presentaron en un mercadillo de la Fundación Alas hace unas semanas. Entonces ya me aclaró el origen inicial de esta iniciativa: el mismo grupo de quince o veinte chicas (provenientes todas del Colegio María Corredentora, que junto a sus familias, en el año 1978, crearon lo que hoy es la Fundación Alas), fueron las que pidieron trabajar. “Muchas de las familias y los profesionales no lo veíamos claro e incluso hubo oposición”. Pero, como me aclara Asunción, fue un paso lógico y natural en su independencia, en su desarrollo personal.

Fuera de moldes, cunas y resistencias… tan humanas.

 

Share
No Comments

Leave a Reply